Consejos

Desde el Servicio de Orientación a Familias queremos llegar a todos y cada uno de vosotros, por eso una manera fácil de seguir manteniendo contacto es través de nuestra página web. Así nuestra intención con esta nueva sección es compartir cada quince días un consejo que nos puede servir para ponerlo en práctica, aprender o simplemente reflexionar sobre diferentes temas que pueden resultar de tu interés. Os animamos a sugerirnos temas a través de nuestro mail : familia@guijuelo.es

Nuestro consejo para hoy:

EDUCAR SIN GRITAR

Desde alzar la voz hasta gritar, forman parte de los errores que los padres cometen con sus hijos en vez de dialogar. Hay que aprender a educar sin gritar.

La tarea de educar no es sencilla y mucho menos cuando el estrés o la larga lista de actividades que tienes que realizar te hacen perder el control de las cosas, y es común que cuando ya le hablaste a tu hijo en repetidas ocasiones, sin lograr que te haga caso, se levante la voz o se grite en lugar de dialogar con él.

Con gritar no se resuelve nada, al contrario, este es un hábito difícil de erradicar y que lamentablemente, la mayoría lo hace de forma instintiva para educar a su hijo, sin pensar que también esto puede afectarlo.

¿Por qué gritamos?

Los gritos o los levantamientos de voz se convierten en el recurso más práctico para muchos padres a la hora de “educar” a sus hijos, pues las ventajas son rápidas y “efectivas”. Por ejemplo:

  1. Es sencillo de utilizar y rápido.
  2. No requiere de un desgaste intelectual o educativo para su uso.
  3. Se consigue atraer la atención a corto plazo.
  4. Infunde un carácter de autoridad.

Desafortunadamente, y sin pensar en la situación, educar con gritos, no es un recurso educativo adecuado para ninguno de los dos, ni tampoco se obtiene un beneficio.

Consejos para educar sin gritar.

Aprender a educar sin gritar, es la forma en que se le puede transmitir al niño la idea de que con la violencia verbal, los gritos, los insultos y las amenazas, no se educa ni se resuelve nada, al contrario, genera resentimientos, culpas y alejamiento. Para ello, aquí tienes unos consejos para conseguirlo:

  1. Mantén la calma cuando se trata de dar una orden a tu hijo, pues tu niño escucha bien, por eso no debes alzar la voz ni mucho menos gritar. Habla tranquilamente.
  2. No generas respeto. Es probable que tu hijo pequeño obedezca por medio cuando le levantas la voz o gritas. Sin embargo, esto desparece cuando llega la adolescencia porque desaparece el miedo y, entonces, se pierde el respeto. Por ello, es necesario que tu pequeño sepa que eres una autoridad y debe obedecer cuando le ordenes algo tranquilamente.
  3. Habla de manera positiva. En vez de decirle: No te voy a permitir esa conducta, debes hablar positivo: Eres un buen niño y sé que no te gustaría estar haciendo lo que haces. Cambia el contexto de tus palabras.
  4. Da una explicación válida. Muchos padres cometen el error de decirles a sus hijos: Aquí mando yo. Esto no es un argumento, por lo cual es importante dar una buena razón clara y precisa para que el niño comprenda y repare lo que está haciendo.
  5. Demostrarle a tu hijo que todo se hace por su beneficio. No hay que mentirle a un niño para que entienda. Por ejemplo, si tu hijo no se quiere ir a la cama temprano, decirle que debe hacerlo por su propio bien, por su beneficio.
  6. Analiza la situación. Piensa si lo que está haciendo tu pequeño es grave o si es por jugar, etc. Probablemente, desde tu punto de vista no es justificable su acto, pero sí desde la suya, y hay que tener en cuenta que los niños viven el “aquí y ahora” sin contemplar las consecuencias.
  7. Escucha. Incluso siendo pequeños son personas y entienden, por lo tanto, escucha a tu hijo antes de reprocharle algo, además, fomentas en él una conducta válida para solucionar un conflicto.
  8. Establece reglas en el hogar. Es importante que éstas estén escritas y puestas en un lugar visible, así tu hijo le ayudará a recordar lo que esperas de él.
  9. Sé humilde. Como padres debéis reconocer los errores ante vuestro hijo. Esto le ayudará y enseñará a reconocer errores.
  10. Trabajo en pareja. Es necesario que la pareja esté de acuerdo sobre el manejo de las situaciones y cómo resolverlas. Además, en una situación compleja, lo ideal es que uno de los dos esté más calmado, para resolver la situación de mejor manera y sin gritar.

De esta forma, ayudaréis a crear un ambiente de tranquilidad en tu hogar y alcanzar la satisfacción de educar a los hijos sin gritar.

HISTÓRICO DE CONSEJOS

Consejo nº 23: BENEFICIOS DEL DEPORTE PARA L@S NIÑ@S

Consejo nº 22: EL DESARROLLO DE LA MEMORIA DE LOS NIÑOS

Consejo nº 21: LAS DROGAS NOS HACEN MENOS PROTAGONISTAS DE NUESTRA VIDA

Consejo nº 20: LA BRECHA DIGITAL ENTRE PADRES E HIJOS

Consejo nº19: LOS SENTIMIENTOS EN LA ADOLESCENCIA

Consejo nº 18: DISFRUTAR DE TIEMPO DE CALIDAD, APORTA IMPORTANTES BENEFICIOS A TODA LA FAMILIA

Consejo nº 17: LA IMPORTANCIA DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN NIÑOS

Consejo nº 16: EL VÍNCULO AFECTIVO Y SU IMPORTANCIA EN LA RELACIÓN CON HIJOS

Consejo nº 15: LA FRUSTRACIÓN EN LOS NIÑOS

Consejo nº 14: LA CARTA A LOS REYES MAGOS Y PAPÁ NOEL

Consejo nº 13: ABUELOS Y ABUELAS…PARA TODO

Consejo nº 12: CÓMO ANIMAR UNA EDUCACIÓN NO SEXISTA

Consejo nº11: BULLYING

Consejo nº10: LOS CASTIGOS EN LOS NIÑOS.

Consejo nº9: MOTIVAR PARA ESTUDIAR

Consejo nº8: LAS EDADES DE LA FELICIDAD

Consejo nº7: EDUCAR EN LA ADOLESCENCIA

Consejo nº6: PSICOLOGÍA POSITIVA

Consejo nº5: EL SUEÑO

Consejo nº4: CONSEJOS PARA UNA ALIMENTACIÓN SANA

Consejo nº3: DISFRUTA DEL TIEMPO LIBRE EN FAMILIA

Consejo nº2: OJO CON LO QUE VEMOS EN TELEVISIÓN

NUESTRO PRIMER CONSEJO ES: SONRÍE 😉